TUP/ Bajos de mena

tup-bajos-de-mena

La comuna de Puente Alto, pertenece a la provincia cordillera y se localiza en el extremo sur-oriente de la Región Metropolitana. Limita al norte con la comuna de La Florida, al este con la comuna de San José de Maipo. El límite sur es la cota más baja del Río Maipo que la separa de la comuna de Pirque, y por el oeste, con las comunas de La Pintana y San Bernardo.
La zona de Bajos de Mena se encuentra emplazada en el sector sur-poniente de la comuna de Puente Alto. Limita al poniente con la comuna de La Pintana, al sur con la comuna de Pirque y al oriente con la autopista acceso sur. Geográficamente, limita al este con el Cerro San Miguel de Las Cabras, hacia el sur a continuación de la Autopista Acceso Sur y al norte el Río Puelche.
El Cerro San Miguel de las Cabras, a pesar de ser conocido por toda la población, no es considerado un hito geográfico debido al deterioro del lugar y el nulo uso de este.
Bajos de Mena, debido a la autopista y el cerro San Miguel de Las Cabras, se encuentra aislado del resto de la comuna de Puente Alto, y con una mala conectividad. El acceso al sector se limita a Eyzaguirre, Santa Rosa y Juanita bordeando la autopista acceso sur.
La población de Puente Alto según las proyecciones del INE 2012 alcanza 757.721 habitantes, en la zona de Bajos de Mena se estima una población aproximada de 120.000 habitantes.
La superficie total de la comuna de Puente Alto es de 86, 74 KM2. Del total de la superficie comunal, un 26,89%, es decir 23,32 km2, corresponde a zonas pre-cordilleranas, cerros islas y pozos de extracción de áridos, territorios cuyas características topográficas no permiten el desarrollo de asentamientos urbanos. El 7,03% está destinado a uso industrial, lo cual corresponde a 6,1 km2.
La densidad poblacional respecto al territorio urbanizado en el año 2003 era de 21.203 hab/km2. (Pladeco 2011-2020)
Bajos de Mena se encuentra emplazado en 3 km2, en el sector sur-poniente de la comuna, y su población alcanza al 15,8% del total de la comuna.
La autopista Acceso Sur, si bien es una vía expresa que conecta Bajos de Mena con el centro de la ciudad, se conforma como una barrera para el sector respecto a la comuna de Puente Alto y su centro cívico. La única vía que conecta Bajos de Mena con el centro de la comuna es el eje Eyzaguirre.
Bajos de Mena una población de más de 120.000 personas que vive en un contexto de gran precariedad urbana, alta vulnerabilidad social, carencia de servicios, serios problemas de conectividad interna y externa, segregación urbana, aislada del contexto urbano, concentración de pobreza y deficiente infraestructura urbana.
Gran parte del área de Bajos de Mena corresponde a zonas residenciales y asociadas a zonas industriales y de equipamiento. El comercio es menor y en comparación al resto de la comuna no se encuentran zonas exclusivas de servicios. Existe infraestructura de educación y salud, pero no en lo que refiere a equipamiento de servicios, seguridad, cultura y deporte. La estructura vial es una problemática, siendo difícil el acceso al centro de la ciudad, a comunas vecinas, como también dentro del sector.
Puente Alto, surge en terrenos que pertenecían a muy pocos propietarios, dentro de las cuales estaban los terrenos del Señor Manuel Mena y que dieron nombre al lugar “Bajos de Mena”, que delimitaba al norte por la calle Eyzaguirre, al sur por el Río Maipo, al poniente por la actual Av. Santa Rosa y al oriente el Cerro La Cruz (actual Cerro Las Cabras).
Debido a la presencia de fuentes hidráulicas, Puente Alto ha estado históricamente rodeado de actividades agrícolas. Sin embargo, dentro de la historia reciente, el sector de Bajos de Mena funcionó como basural informal y lugar de vertido de escombros, lo que derivó en un bajísimo costo del terreno, situación que dio pie a la elección de dicho terreno como emplazamiento para la construcción de conjuntos de vivienda social.
El inicio de Bajos de Mena fue durante los años setenta con dos conjuntos habitacionales diseñados por el Estado, además algunas viviendas particulares. En la década de los ochenta continuó poblándose con la Política de Desarrollo Urbano impulsada por el régimen militar, la cual contemplaba la erradicación de campamentos ubicados en los centros para llevarlos a la periferia. Durante los siguientes gobiernos hasta el 2010 se continuó construyendo departamentos en Block y casas que no superaban los 42 m2. Al año 2013 existían 2 proyectos inmobiliarios del Departamento de Vivienda del Municipio, y un tercer proyecto del ámbito privado dirigido por la Cámara Chilena de la Construcción.
Bajos de Mena mayormente es un área residencial de viviendas conformadas por casas de un piso y bloques de departamentos de tres pisos, los cuales conforman las 33 villas del sector.
La ubicación del sector de Bajos de Mena, más el inicio de su población, a través de viviendas sociales, genera una imagen de marginación y segregación social, donde sus habitantes se sienten discriminados, ya que se generaliza el sector.
Actualmente en el centro de Bajos de Mena, se emplaza el Parque Juan Pablo II, transformando el antiguo vertedero, llamado “La Cañamera”. Su construcción comenzó en el año 2010 como parte de las obras del legado Bicentenario, programa que busca renovar los espacios públicos que tienen la posibilidad de mejorar la calidad de vida de las personas. El Parque está ubicado en Juanita con La Lechería, cuenta con más de 13 hectáreas de áreas verdes que incluyen 5 canchas de fútbol, juegos infantiles, máquinas para hacer ejercicios, una gran explanada cultural, ciclovías, zonas de picnic y senderos verdes. En este lugar, se encuentra un santuario en honor al Papa Juan Pablo II, que cuenta con una estatua de bronce, la cual mide 13, 5 metros de altura. Este monumento fue elaborado por el escultor Daniel Cordero y fue bendecida en abril de 2014. Finalmente el Parque Juan Pablo II abre sus puertas a la comunidad el 29 de mayo de 2014.
En este momento, se encuentra en proceso de cierre el Programa Recuperación de Condominios Sociales Segunda Oportunidad, programa implementado en el gobierno de Sebastián Piñera, que puso su foco en las Villas Francisco Coloane, Volcán II y Cerro Morado de la zona de Bajos de Mena. Este proceso ya está en etapa de finalización, sin estar exenta de problemas, lentitud, reformulación del Programa de parte del gobierno[1]. Este programa derrumbó blocks donde vivían familias en condiciones de hacinamiento y cuyos departamentos se encontraban deteriorados.
El derrumbe de los edificios, trajo problemas asociados, como un impacto visual, donde el paisaje se transformó en edificios a medio destruir, lo que también produjo que personas de otras comunas y sectores, llegaran a Bajos de Mena a tomarse los departamentos y edificios abandonados.
“La demolición fue una agresión sicológica en el sistema de convivencia, uno se deprime al ver el sector, es una catástrofe, ver los edificios a medio destruir y ver otras personas tomándose los departamentos.”
Mujer, 45 años

Textos extraídos del diagnóstico realizado por Red Cultura/ CNCA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s